Menu

Spanish Arabic Chinese (Traditional) English French German Hindi Italian Russian
Cart

Un hito de la tecnología relojera moderna

Las ventajas de la cuerda automática para un reloj fueron previamente reconocidas por el fundador de la compañía Walter Vogt en los años veinte. Él convirtió este tipo único de energía, suplido por un rotor que utilizaba la energía cinética de su portador para tensar el muelle de la cuerda, en una realidad.

En 1937, en ocasión del 25 aniversario, FORTIS manufacturó sus primeros cronógrafos, y a partir de ahí y hasta nuestros días han sido muchas las compañías aeronaúticas y espaciales que han confiado sus más duras pruebas y test a los relojes FORTIS.

Para completar el cronógrafo automático y dentro de la búsqueda de la exelencia en el arte de la relojería que abandera FORTIS, se desarrolla y presenta en 1997 el patentado y premiado internacionalemte calibre FORTIS F2001.
El Cronógrafo Alarma está equipado con dos barriletes y garantizan la reserva de marcha del movimiento del reloj y de la alarma. Un rotor especial se encarga de que la energía de su portador cargue los dos barriletes con la misma intensidad. El gong con forma de diapasón y el martillo de la alarla producen una bonita y discreta señal de alarma que dura unos 25 segundos.

Más en esta categoría: « Fortis 1912-2012. ¡Feliz centenario!

Log In or Registro

fb iconLogin con Facebook