Menu

Spanish Arabic Chinese (Traditional) English French German Hindi Italian Russian
Cart
Novios solit
Recuerda que el envío de tus compras es GRATUITO para España, y para el resto según compra, infórmate.

Los Diamantes más famosos del mundo

Hay diamantes que sobre todo por su tamaño, pero también por su color y pureza tienen un nombre adquirido y con él una historia detrás que tiene que ver con reyes, emperadores y magnates que podían adquirirlos por grandes sumas de dinero y con ellos demostrar a quienes lo regalaban su amor incondicional.

Esta semana han hecho el descubrimiento del diamante más grande de los últimos 100 años, en la misma mina donde se encontró "la estrella de África" en Botswana, con una calidad y pureza excepcional y con un peso en bruto de 1.111 quilates (foto superior). Y por esta sorprendente noticia hemos querido hacer una recopilación de los diamantes más importantes que se conocen:

LA ESTRELLA DE ÁFRICA

La piedra más grande tallada del Cullinan forma parte en la actualidad de las Joyas de la Corona Británica. Pesa 530,20 quilates y tiene 74 facetas, en bruto pesaba más de 3.000 quilates. Es el diamante tallado más grande del mundo. Se guarda en la Torre de Londres formando parte del cetro del Rey Eduardo VII.

El diamante en bruto fue entregado como obsequio en su cumpleaños al Rey Eduardo VII, y fue éste quien ordenó tallarlo en 1906. Se obtuvieron un total de 150 piedras talladas, que fueron ordenadas y bautizadas según su peso como Cullinan I, Cullinan II, Cullinan III, etc. La estrella de África es el Cullinan I.

 

JUBILEE (DIAMANTE REITZ)

Fue obsequiado a la Reina Victoria con motivo de la celebración de su 16º año de reinado, la piedra en bruto pesaba 650,80 quilates y el diamante resultante tras el tallado pesa 245,35 quilates. Se exhibe en el Pabellón De Beers, en Johannesburg.

 

EL HOPE AZUL

Durante un tiempo fue propiedad de Luis XIV y recibió oficialmente el nombre de "el diamante azul de la corona". Fue robado durante la Revolución Francesa y reapareció en Londres en 1830, cuando lo adquirió Henry Philip Hope, de quien recibió su nombre actual. Fue mientras perteneció a la familia Hope cuando adquirió la terrible reputación de dar mala suerte. Toda la familia Hope murió en la indigencia. Desgracias similares le ocurrieron a otro de los dueños, Sir Eduward McLean. En este momento se encuentra en el Instituto Smithsonian en Washington y tiene un peso de 45,52 quilates. Hay estudios recientes que informan que diamante es en realidad parte de uno mayor de 69 quilates, y que fue este último el que fue robado a Luis XVI, habiendo sido obtenido de una piedra con origen indio de 115 quilates.

 

EL DIAMANTE CENTENARIO

Encontrado en la Mina Premier en 1986, este diamante pesaba 599,10 quilates en bruto. Gabi Tolkowsky tardó en tallarlo casi tres años para transformarlo en el diamante más moderno y perfecto del mundo. Tiene 247 facetas, 83 en su faja, y pesa 273,85 quilates y sólo es inferior a la Gran Estrella de África y a la Estrella Menos de África, ambos engastados en la Corona Británica. El diamante Centenario fue mostrado por primera vez en la Torre de Londres en 1991.

 

HORTENSIA

Esta piedra color melocotón de 20 quilates de peso tomó el nombre de su poseedora, Hortense de Beauharnais, Reina de Holanda, hija de Josefina e hijastra de Napoleón Bonaparte. El Hortensia ha formado parte de las joyas de la Corona de Francia desde que lo comprara Luis XIV. Hoy se exhibe en el Louvre de París junto al Regente.

 

EL TAYLOR-BURTON

Este diamante tiene un peso de 69,42 quilates, con forma de pera y color D excepcional por el GIA. Se vendió en una subasta en 1969 y se acordó que podría tomar el nombre de la persona que lo adquiriera. Cartier de Nueva York pujó por el diamante con éxito y le dió el nombre de la casa "Cartier". No obstante, al día siguiente Richard Burton lo compró para Elizabeth Taylor por una cantidad no revelada, rebautizándolo "Taylor-Burton". La señora Taylor lo lució por primera vez en público durante un baile benéfico que tuvo lugar en Mónaco a mediados de noviembre de ese mismo año, llevándolo como colgante. En 1978, Elizabeth Taylor anunció que iba a ponerlo a la venta y que pensaba destinar parte de las ganancias para construir un hospital en Bostwana. Para cubrir los costos de exhibición, los posibles compradores tuvieron que pagar 2.500 $ para poderlo examinar. En junio de 1979 se vendió por cerca de 3 millones de dólares. Se ha dicho que en la actualidad se encuentra en Arabia Saudita.

 
 
EL REGENTE
 

El Regente es un célebre diamante que formaba parte de las alhajas de la corona de Francia.

El Regente fue comprado por Tomás Pitt, abuelo del célebre William Pitt (el Viejo), durante su estancia en Madrás como gobernador del fuerte de San Jorge, el cual lo vendió al duque de Orleáns, regente de Francia durante la minoría de Luis XV en 1717. 

El Regente fue engastado en la corona que Luis XV utilizó en su ascensión al trono. Posteriormente, perteneció a Napoleón Bonaparte quien lo llevó en la empuñadura de su espada y actualmente se encuentra expuesto en la galería de Apolo del museo del Louvre junto a otras joyas de la corona de Francia.

 

® 2001-2016 Diseños Antonio Romero, S.L.  -  C/ Poeta Querol, 8 bajo. 46002 Valencia, España  -  Tfno At. Cliente: +34 963 52 51 23
Las imágenes, logotipos y marcas son propiedad de sus propietarios y no se pueden usar total ni parcialmente sin la autorización de los mismos aunque se mencione la procedencia de los archivos.

Log In or Registro

fb iconLogin con Facebook