Menu

Spanish Arabic Chinese (Traditional) English French German Hindi Italian Russian
Cart
Novios solit
Recuerda que el envío de tus compras es GRATUITO para España, y para el resto según compra, infórmate.

La Boda de Eva y Andrés

Después de un largo noviazgo, Andrés le pidió matrimonio a Eva de manera muy romántica frente al mar, con palabras de amor y una promesa para toda la vida.
Cuando le pregunto a Eva sobre cómo fueron los preparativos de la boda me cuenta: "La verdad es que desde que decidimos la fecha de la boda, lo planificamos todo mucho. Como entre semana no teníamos tiempo de hacer nada por nuestros trabajos, Andrés y yo nos marcamos que los viernes tarde eran "viernes de boda" y a lo largo de la semana yo le mandaba citas a Andrés por el móvil con la agenda del viernes. Pero, por mucho que planificásemos e intentásemos adelantar cosas, el último mes es crucial y han de cerrarse muchas cosas. Fue un último mes de pruebas de menú, de vestido, de chaqué, de ultimar flores, luces, decoración... Vamos que parecía que hasta entonces no hubiésemos hecho nada."

Su familia fue su gran apoyo, la ayuda de su madre y de su hermana fueron cruciales, las dos se volcaron muchísimo con los detalles. Siempre dispuestas a ayudar en lo que hiciese falta. El photocall fue un regalo suyo, lo dibujó su hermana y lo pintaron entre las dos. Un gran trabajo que quedó estupendo, incluso se encargaron del montaje y de toda la logística el mismo día de la boda.
El hermano de Andrés, y su mujer también ayudaron mucho, la Candy Bar no hubiera sido posible sin ellos, la misma mañana de la boda se pasaron a recoger las mini cupcakes y a montar la mesa de chuches, les quedó estupenda.
"La noche anterior a la boda la recuerdo con especial cariño,  era mi última noche en casa, cené con mis padres y mi hermana y fue una noche entrañable. Luego mi hermana y mi padre se fueron a dormir y mi madre y yo nos quedamos hasta las tantas preparando las cestas de bailarinas."
 
Para una novia la elección del vestido y los complementos son casi lo más importante de las decisiones que toma para su gran día. "El vestido fue amor a primera vista. Fue el primer traje que me probé, y tanto a mis padres como a mi hermana, como a mí nos encantó, era muy yo y me hacía sentir especial, no me costó nada decidirme lo tenía claro, ese era mi traje. Lo completé con un velo muy largo con encaje y unos guantes. Y el toque especial fueron unos pendientes de Antonio Romero, de brillantes y coral, eran perfectos. Todo se hizo realidad gracias a mis padres, la verdad es que me hicieron sentir como una auténtica princesa."
El precioso ramo que llevó era de rosas blancas de jardín y de peonías rosas. Tuvo dos ramos exactamente iguales, uno se lo di a su hermana, una de las personas más especiales de su vida, y el otro a su gran amiga que escribe estas líneas ;-)
 
Cuando me comenta lo que recuerda del día de su boda dice sin duda que fue uno de los días más felices de su vida. Llegó el 3 de mayo, y estaba espectacular, radiante, guapa.
"Me levanté sobre las 10:30 desayuné y me duché y preparé el pelo para ir a la peluquería. Después todo fue rodado, me fui a la Peluquería Fala Cuartero con mi madre y con mi hermana donde nos peinaron y maquillaron a las tres y de ahí nos fuimos a casa a vestirnos porque venía ya el fotógrafo.
Nos hicimos las fotos y luego mi madre y mi hermana se fueron hacia la Iglesia y yo me quedé con mi padre en casa esperando al coche. La verdad es que yo misma me sorprendo de lo tranquila que estaba, feliz y tranquila.
Nos recogió el coche y nos dirigimos a la Iglesia. Siempre me había preocupado el momento de entrar en la Iglesia, pero ese día no. Baje con mi padre del coche, me ayudó a colocarme el velo, empezó a sonar el Canon de Pachelbel y entramos. Creo que nunca he tenido una sonrisa tan grande, fue un momento muy especial. Recuerdo que cuando llegamos al altar mi padre me dio un beso y le dijo a Andrés "Aquí tienes al bombón". Estaba muy emocionada por todo."


"Luego todo paso muy rápido, el momento de las alianzas, también de Antonio Romero, regalo de mis amigas Ana y Omery, fue muy especial, teníamos los dos un brillo especial en los ojos. Cuando nos dimos cuenta ya estábamos casados. El resto de la noche fue rodada, tuvimos un montón de sorpresas, un Flashmob que siempre me había hecho ilusión tener en mi boda se hizó realidad gracias otra vez a mi hermana y al hermano de Andrés y su mujer, dos discursos preciosos de mi hermana y de Fredy, un Hofmann de mis amigas, una prueba de En busca del tesoro de los amigos de Andrés y muchas cosas más. Abrimos el baile con el Vals de la Bella Durmiente de Tchaikovsky y a partir de ahí la noche paso volando."


"La noche de bodas la pasamos en el Westin, y al día siguiente comimos con las dos familias en el Kiosco de la Alameda. De ahí nos fuimos a hacer las maletas porque a la mañana siguiente nos íbamos de Luna de Miel.
Al llegar a nuestra nueva casa Andrés me cogió en brazos para cruzar el umbral de la puerta y tenía un regalo preparado para mí. Estabamos agotados, nos fuimos a dormir porque al día siguiente empezaba nuestra aventura, la Costa Oeste de USA y la Polinesia francesa nos esperaban, y si la primera parte nos gustó, la segunda fue un paraíso. No podíamos haber elegido un destino mejor. Estabamos casados y muy felices."

 

® 2001-2016 Diseños Antonio Romero, S.L.  -  C/ Poeta Querol, 8 bajo. 46002 Valencia, España  -  Tfno At. Cliente: +34 963 52 51 23
Las imágenes, logotipos y marcas son propiedad de sus propietarios y no se pueden usar total ni parcialmente sin la autorización de los mismos aunque se mencione la procedencia de los archivos.

Log In or Registro

fb iconLogin con Facebook